fbpx

¿Son posibles los sueños compartidos?

¿Se puede compartir una experiencia onírica con otros soñadores?

¿Es posible crear una realidad en nuestros sueños y que otros onironautas también la perciban?

Estas son algunas de las preguntas que más inquietan entre los soñadores lúcidos. Explorémoslo. Y para ello, vamos a plantear la siguiente pregunta:

¿Qué entendemos por sueños compartidos?

Si te paras a pensarlo, el compartir en un sueño puede tener diferentes niveles, como la eficiencia energética de los electrodomésticos 😉 .

Nivel A

Aquí se encontraría lo que se representa en la película Origen (Inception) de Christopher Nolan. Una realidad con un nivel de objetividad similar a la realidad de vigilia.

En ella, los soñadores perciben exactamente los mismos elementos realizando exactamente las mismas acciones. Es decir, lo mismo que la realidad física pero sin las leyes que rigen la realidad física (la gravedad, electromagnetismo, y fuerzas nucleares fuerte y débil no se aplican de igual forma).

Por ejemplo, en «Origen» cuando Ariadne (Ellen Page) pliega la ciudad sobre sí misma, Dom Cobb (Leonardo Di Caprio) ve ese mismo hecho. Comparten experiencia en nivel A.

sueños compartidos

Nivel B

En este nivel los soñadores comparten escenario, pero se dan ligeras variaciones en los objetos o en las acciones.

Por ejemplo, dos soñadores se encuentran en una montaña nevada. Uno de ellos realiza un descenso con esquís, y el otro ve como realiza un descenso con una tabla de snowboard (objetos distintos).

O bien, uno de ellos lanza bolas de nieve y el otro ve como crea un muñeco de nieve (acciones distintas).

Nivel C

Los soñadores no se encuentran en el mismo escenario, pero hay relación entre los sueños de ambos sujetos.

Mira este caso real: una soñadora de profesión enfermera sueña como practica una RCP (reanimación cardiopulmonar) a un paciente que tiene una parada cardíaca. La pareja de esa soñadora sueña que se encuentra en un hospital y muchos profesionales corren para atender una urgencia.

Y ahora viene la gran pregunta:

¿Son posibles los sueños compartidos nivel A?

Esta es la gran cuestión que se hacen muchísimos onironautas: ¿Existen realidades oníricas con el mismo grado de estabilidad que la realidad física?

Muchos afirman que sí. Por ejemplo en la obra de Castaneda o el libro Onironáutica de Sófocles Dans.

No obstante, en el caso de que sea posible no parece que sea una experiencia muy extendida ni fácil de alcanzar.

Hay muchos investigadores de lo onírico que estarían encantados de estudiar este fenómeno desde un punto de vista científico. Además, sería relativamente fácil demostrar científicamente que los sueños compartidos tipo A son posibles en el caso de que existieran. Stephen LaBerge lo explica en este vídeo.

Sin embargo, de momento no se han conseguido probar en una situación controlada de laboratorio.

¿Eso demuestra que no existen? No necesariamente.

Por ejemplo, el bosón de Higgs se propuso su existencia en 1964, y no se observó hasta el 2013. Pero el bosón en realidad existía ya antes de que se observara, e incluso antes de que se propusiera su existencia 😁.

¿Los testimonios de las personas que dicen que han experimentado sueños compartidos son suficientes para demostrar su existencia? No necesariamente.

No olvidemos que la interpretación de las experiencias está filtrada por nuestras creencias y deseos. Todos hemos tenido malas rachas en nuestra vida y nos habría gustado que fuera posible una realidad alternativa a la que poder escapar, que pudiéramos compartir con nuestros seres queridos y donde el sufrimiento no exista.

Ese deseo puede «colorear» de extraordinario algo que es ordinario.

Otras personas (me incluyo) nos gusta creer que hay algo más allá que la realidad convencional. Ese deseo nos motiva a explorar e investigar, pero en ocasiones puede hacer que nos precipitemos a la hora de interpretar una experiencia que tiene explicación sin recurrir a causas exóticas .

¿Y qué hay de los sueños compartidos nivel B y C?

En estos casos es difícil demostrar que sean sueños compartidos. Si son soñadores vinculados emocionalmente, quizás simplemente tengan experiencias de vida similares y eso les lleve a tener sueños similares.

Por ejemplo si antes de dormir veo con mi hijo la peli de Vaiana (¡un peliculón!) y esa noche ambos soñamos con océanos y barcos, me inclino a pensar que se debe a que hemos tenido el mismo estímulo antes de acostarnos. Y no que hemos visitado juntos un mundo onírico compartido.

Pero…¿Y si mi hijo ve la peli de Up de Disney, yo al ir a dormir no sé que la ha visto, y esa noche sueño con globos? ¡Aaah! Ahí entra en juego una duda razonable de la posibilidad de compartir contenido desde el plano onírico.

 

¿Son los sueños compartidos una forma de telepatía?

Juguemos a suponer que los sueños compartidos son posibles. Juguemos a pensar cómo es posible que sean posibles. Se me ocurre una explicación que aunque no es usual, entra dentro de lo posible

¿Y si los sueños compartidos son la expresión del fenómeno telepático durante el estado de dormir?

La telepatía es la transmisión de pensamientos entre personas sin intervención de los sentidos o de agentes físicos conocidos.

Existen estudios que contemplan el fenómeno de la telepatía. Por ejemplo Sheldrake y Smart (2005, 2015) encontraron resultados estadísticamente significativos en una investigación que relacionaba la telepatía y los emails, y en otra entre la telepatía y las llamadas de teléfono.  Otros autores (Venkatasubramanian et al., 2008) relacionan el fenómeno de la telepatía con una mayor activación de determinadas zonas del cerebro. En concreto el giro hipocampal derecho.

Aunque éstos y otros estudios hay que tomarlos con precaución porque hace falta mucha más investigación, se nos abre la posibilidad de plantear la hipótesis de que los sueños compartidos son una forma de telepatía.

En definitiva…

Como siempre, en Soñarlucido.com somos partidarios de mantener una escéptica mente abierta. Esto es, no creer de forma precipitada que todo es posible, pero al mismo tiempo estar abierto desde la reflexión a que todo es posible.

Mucho por descubrir, mucho por aprender, mucho por soñar…

Referencias

Ganesan Venkatasubramanian, Peruvumba N Jayakumar, Hongasandra R Nagendra,1 Dindagur Nagaraja,R Deeptha,1 and Bangalore N Gangadhar (2008) Int J Yoga. 2008 Jul-Dec; 1(2): 66–71.

Sheldrake R, Smart P, Avraamides L. (2015) Automated Tests for Telephone Telepathy Using Mobile Phones. Explore (NY). 2015 Jul-Aug;11(4):310-9

Sheldrake R1, Smart P. (2005) Testing for telepathy in connection with e-mails. Percept Mot Skills. 2005 Dec;101(3):771-86.

 

Opt In Image
SUSCRÍBETE Y DESCARGA GRATIS EL CURSO
"LOS 5 ELEMENTOS DE LA LUCIDEZ"


He leído y acepto la política de privacidad

4 comentarios en “¿Son posibles los sueños compartidos?”

  1. No me extraña lo que cuentas, mi pareja y yo a veces nos hemos levantado y hemos comentado haber soñado con el mismo tema, las mismas personas o haber tenido las mismas situaciones…
    No puedo explicar xq sucede… Tampoco sé si son o no sueños compartidos…(que por otro lado pienso que si fueran compartidos, no tienen que ser necesariamente lúcidos pues eso es individual de cada uno…)…y también la interpretación de uno es diferente a la interpretación del otro xq cada uno tiene sus filtros y tal…
    Si, no sé muy bien xq pero a veces sucede…

    • Es complicado concluir que un sueño es compartido, porque con personas cercanas muchas veces vivimos experiencias de vigilia similares. Y eso abre la puerta a que esas mismas experiencias se trasladen al sueño, en forma de personas, temas , situaciones…

      Pero creo que estar abiertos a la posibilidad de los sueños compartidos es ilusionante, y quién sabe si algún día se pueden demostrar de forma irrefutable 😊

  2. Hace cosa de 12 años, la que era mi novia por aquel entonces dormía junto a mí la noche que hubo un terremoto moderado en León. Más bien fue de madrugada y lo notamos justo cuando yo volvía a la cama, tras una breve excursión al lavabo. Nos quedamos dormidos con una extraña sensación de irrealidad, entrando un reflejo rosado de un amanecer nublado por la claraboya de mi cuarto. Lo siguiente que recuerdo es una tremenda pesadez de sueño y que la luz había cambiado.¡todo tenía esa definición 4K de los sueños lúcidos! Bajo el dintel de la puerta de mi cuarto, había una pelirroja voluptuosa, alta y carnal a más no poder, totalmente desnuda. Como a cámara lenta, se fue aproximando a nuestra cama, deslizó un pie bajo las sábanas y se hizo un hueco entre mi chica y yo. Recuerdo que tuvimos un fabuloso encuentro sexual… Más centrado en lo erótico y estético que en lo físico. Las sensaciones venían por oleadas, mucho más profundo y emotivo que el sexo habitual. Al terminar, nos quedamos dormidos para despertar en “esta realidad”. A la hora de desayunar, antes de que yo dijera nada sobre mi sueño, mi novia empezó a relatarme cómo había visto a una pelirroja entrar en la habitación… meterse en la cama y como los tres habíamos hecho el amor durante horas. Como comprenderéis, la mandíbula casi se me desencaja delante del café matinal. A día de hoy no sé darle una explicación y mi ex tiene una cierta curiosidad por las pelirrojas 😀. Esa es una de las experiencias más extrañas y Eróticas que he tenido. ¿Sueño lúcido? Ni idea, la verdad. ¿Cuál es vuestra opinión?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.