fbpx

Cómo tener sueños lúcidos: técnica WILD

Hay una serie de técnicas que favorecen los DILD (Dream Initiated Lucid Dreams). Es decir, después de perder la consciencia al dormirte, alcanzas la lucidez en el sueño una vez que ya estás soñando.

En cambio la técnica WILD (Wake Initiated Lucid Dream) tiene como objetivo acceder desde el estado despierto al sueño lúcido, sin perder la consciencia. Es decir, mientras tu cuerpo se duerme, tu mente se mantiene despierta.

Es un camino más directo e inicialmente no es tan sencillo como los DILD. Este dato se corresponde con la menor frecuencia de WILD en relación a DILD en los estudios de laboratorio. Pero en este post vas a aprender lo necesario para conseguirlo.

FASE 0:  PREPARACIÓN

Elige la noche en la que vas a practicar el WILD. Durante el día dedica algún rato a la preparación mental. Los consejos sobre la MOTIVACION e INTENCIÓN que puedes encontrar en el post sobre MILD, son igual de válidos aquí.

El ambiente en el que vas a llevar a cabo la práctica ha de ser tranquilo y sin distracciones. Puedes utilizar tapones para los oídos o máscaras de dormir. Si compartes cama, puedes incluso plantearte dormir en otra habitación o en el sofá esa noche. Si eso provoca tensiones en la pareja échale la culpa a este blog 😉

El momento más favorable para los WILD es en las últimas horas del sueño, cuando las fases REM se alargan. Lo ideal es que comiences la práctica unos 20 minutos antes del inicio de la fase REM.

Por ejemplo, si calculas que a las 5:30 am va a empezar un ciclo REM, empieza tu práctica a las 5:10 am. En esos 20 minutos das tiempo a tu cuerpo de dormirse, y si tu mente se mantiene despierta entrarás directamente en la fase REM.

Otro momento adecuado para algunas personas es durante la siestas. Si sueles tener sueños durante las siestas, practicar WILD entonces es apropiado, porque la mente no entra tan fácilmente en sueño profundo.

Por último, no te recomiendo practicar cuando te acuestas, al principio de la noche. Por dos motivos:

  • Las fases REM son muy cortas y tienes que mantener la mente despierta durante más tiempo, lo que da un plus de dificultad.
  • Los primeros ciclos de sueño están orientados al descanso y la recuperación física. Y si fuerzas el sueño puedes encontrarte consciente en sueños no muy agradables.

Mi consejo es que con WILD surfees la ola de la naturaleza. Si la ola te da descanso, descansas al máximo. Si la ola te da sueños, vívelos al máximo.

FASE 1: RELAJACIÓN

Ya sabes, el objetivo es que tu cuerpo se relaje al máximo mientras tu mente se mantiene despierta.

Utiliza la técnica que mejor te funcione para ello. Si practicas mindfulness, la exploración corporal es muy apropiada. También la Relajación Progresiva de Jacobson o los tonos binaurales pueden ayudarte.

En esta fase el riesgo es que te duermas. Si esto ocurre, no pasa nada. Vuelve a intentarlo otro día. Machacarte no te va a ayudar. Así que acéptalo y disfruta de tu sueño.

FASE 2: ENFOCA TU ATENCIÓN

Ahora que tu cuerpo está relajado, vas a poner toda la atención en tu mente. Tu cuerpo está descansando y puedes dejarlo en un segundo plano, para que automáticamente caiga en el sueño.

Para enfocar tu atención te propongo 4 técnicas:

1) Contar:

Cuenta del uno en adelante y visualiza cada número. Puedes imaginar que los dibujas en una pizarra, o que bajas una escalera y cada peldaño tiene un número.

Si te pierdes, comienza de nuevo la cuenta. Recuerda, el objetivo no es llegar a ningún número en concreto, sino mantener la mente despierta hasta la llegada del sueño.

Puedes incluir un mantra o una frase en cada número. Por ejemplo “Estoy soñando”.

2) Técnica del punto:

Visualiza un punto blanco situado entre tus cejas. No lo pierdas “de vista”. Es posible que el punto se desplace, cambie de tamaño o de color. Engánchate a él y que no se te escape. Es el vehículo que te trasladará de la vigilia al sueño.

3) Imagen personal:

Visualiza entre tus cejas un objeto que conozcas bien. Juega a rotarlo, cambiarle de tamaño o de color. Desplázalo por tu pantalla mental. Conviértelo en el ancla que te mantiene atado a la consciencia.

4) Flor de Loto:

Si eres practicante de yoga esta técnica te gustará. Procede de Tarthang Tulku, un maestro del Yoga del Sueño Tibetano.

Visualiza una llama en el interior de una flor de loto, y colócala en la zona de la garganta. En el simbolismo budista, la llama representa la conciencia, y la flor de loto el desarrollo espiritual.

El conjunto significa la “permanencia de la conciencia a lo largo de todo el desarollo espiritual”.

El hecho de visualizarlo en la garganta es porque en el budismo se considera que ahí se encuentra un chakra o centro energético relacionados con los ciclos sueño-vigilia.

Casualmente, desde la perspectiva científica, en esa zona se encuentra el tronco del encéfalo que es el que regula los estados de sueño-vigilia.

FASE 3: HIPNAGOGIA

En algún momento surgirán imágenes en tu pantalla mental. Al principio serán imágenes sin forma, patrones de colores o figuras geométricas.

Es posible que también oigas voces u otros sonidos. Son fragmentos de memoria residuales. No les des importancia en este momento.

Quizás también tengas sensaciones táctiles de cosquilleo, vibraciones o presiones en algunas partes del cuerpo.

Toma todo ésto como señales de que estás en el camino correcto.

Aquí estarás andando por una línea muy delgada. Si te dejas llevar por las imágenes, sonidos o sensaciones caerás en el sueño. Si te activas demasiado al percibirlas, desaparecerán.

Con la práctica afinarás la atención justa que les tienes que dedicar. Sólo hay que observarlas, sin que te arrastren.

Poco a poco se irán formando imágenes más complejas sin que tú tengas que hacer nada especial. Sólo observar.

Te puede ayudar recordarte que lo siguiente que percibas es un sueño, o visualizarte a ti mismo realizando una prueba de realidad.

FASE 4: TRANSICIÓN

En algún momento te darás cuenta de que una escena se ha creado frente a ti. Al principio podrás observarla como si fueras el espectador de una película, pero progresivamente pasarás a formar parte de la misma.

El consejo aquí es el mismo. Mantén una atención distanciada. No te dejes llevar por el sueño porque perderás la consciencia. Recuérdate que es un sueño y realiza varias pruebas de realidad.

Si te mantienes ahí, el sueño se irá consolidando poco a poco y tu estabilizarás tu lucidez.

ÚLTIMAS INDICACIONES

Con la técnica WILD no es fácil tener éxito a corto plazo. Así que felicítate por cada pequeño avance.

Sobre todo haz hincapie en la 1ª fase de relajación. Si estableces una buena base, es mucho más probable que construyas una buena lucidez.

¿CÓMO LLEVAR ÉSTO AL DÍA A DÍA?

Reconozco que no es fácil llevar la práctica al día a día: familia, estudio, trabajo, responsabilidades… 

Esa es una de las mayores dificultades que relatan las personas que quieren llevar más lucidez a sus sueños (y a su vida).

Por eso he elaborado algo que te puede ser útil para dar solución a ese problema. 

Si te interesa, echa un vistazo aquí:

Guardar

¿CONOCES ESTAS TÉCNICAS?

Opt In Image
SUSCRÍBETE Y DESCARGA GRATIS EL CURSO
"LOS 5 ELEMENTOS DE LA LUCIDEZ"


He leído y acepto la política de privacidad

2 comentarios en “Cómo tener sueños lúcidos: técnica WILD”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.